En 1534, la ciudad de Jauja fue fundada por Pizarro para ser la capital de Nueva Castilla. Desde ese momento hasta el día de hoy, Jauja fue viviendo