La historia colonial de Chiclayo ha dejado una huella muy marcada en la ciudad, la cual al día de hoy es todo un atractivo en su oferta turística.